miércoles, 5 de abril de 2017

Soy mala madre

Bueno bueno. Acabo de retomar mi blog. He cambiado el titulo original por aquello de que Memorias de una exiliada en la montaña ya no procedía y es más adecuado enfocar mis chaladuras como madre de familia numerosa, estresada y agobiada muchos días.

Y como no, para estrenar esta nueva era bloggera, necesito explotar y escribir sobre lo que ha pasado en los colegios estos últimos meses.

En la Comunidad Valenciana, de repente, ha aparecido una gran preocupación. El horario escolar de nuestros hijos. No me voy a poner a explicar cosas que seguro todo el mundo ha leido en mil sitios.
A lo que voy, que pierdo el hilo. El día que mis hijos salieron del colegio con un papelito en el que se preguntaba si, en el caso de proponer el centro un cambio de horario, estaría de acuerdo pues no me lo pensé. Absolutamente marque la casilla del Si. ¿Por qué? Obvio. Mis dos hijos mayores, que son los escolarizados, no son usuarios del comedor escolar y encima vivimos bastante lejos del colegio (por cierto, en unos barracones muy cuquis desde hace 10 años). Votando si, a las 14.00h mis hijos a casita y son solo 2 viajes al colegio, con el correspondiente ahorro en gasolina y tiempo.
Pero mira tu, yo soy mente inquieta y me puse a buscar.
Le pregunte a nuestro gran amigo google por la jornada continua. Y sorpresa. Empecé a leer informes, opiniones, estudios...uff me agobié. Obviamente cuando te pones a buscar puedes filtrar los resultados según te convenga, pero yo no quería filtros.  Y cuanto más leía, más convencida estaba de que me había equivocado. Lo que era cómodo para mi, era una putada para mis hijos.

No, no me voy a poner a esgrimir los argumentos que finalmente motivaron mi cambio de decisión porque hay miles de sitios web y redes sociales donde consultar el tema. Yo lo que realmente necesito es desahogarme.

Por debatir en RRSS sobre el tema me han llamado mala madre, me han llamado cavernicola, me han faltado al respeto en un par de ocasiones y hasta me han bloqueado de páginas donde se suponía que se habla de educación. Juro donde haga falta que yo jamas intenté imponer mi opinión ni entre en el juego de las descalificaciones, peeeerooo...donde manda patrón no manda marinero y no tener el mismo punto de vista que el administrador de una pagina te lleva a que te bloqueen.

Ayer finalmente votamos. La votación tenía sus normas y su intringulis. Nos informaron por activa y por pasiva del procedimiento, del mínimo de votos que hacía falta...que no ir a votar era como votar no...y sorpresa!! afortunadamente para mis hijos en mi bonito colegio de barracones no habrá jornada continua. A pesar de haber mas votos que si, hubo padres que votamos que no y otros que simplemente no fueron a votar, sabiendo que era dar el voto al no...supongo que a muchos no os sorprenderá que el jaleo que hay montado es de tres pares de narices y lo que hasta ayer molaba y mucho, hoy son unas normas terribles!!
Pues no puedo más y necesito decirlo

Me declaro cavernícola y mala madre por haber votado NO a la jornada continua. Por considerar el colegio una guardería y no dedicar toda la tarde a mis hijos. Me declaro mala madre por no dolerme hacer varios viajes al día al colegio porque mis hijos comen en casa. Me declaro mala madre por votar no porque, aunque yo no trabajo, la jornada continua impide a mis hijos compartir, al menos, una comida diaria con su padre cuando el trabaja en turno de tarde. Debo ser muy mala madre al considerar que mis hijos son niños, necesitan descansar, desconectar y jugar cada X tiempo en lugar de pasarse un buen puñado de horas sentados en sillas nada apropiadas para su salud postural. Debo ser muy primitiva por no pensar que estar 5 horas seguiditas en el colegio es muchísimo mas beneficioso. Mala, muy mala. Si yo adulta, necesito tomarme un respiro y salir a que me de aire de vez en cuando cuando estoy haciendo una actividad que requiere toda mi concentración... Por que mis hijos han de ser capaces de mantener los niveles de concentración y atención tantas horas? Llamadme mala madre, llamadme prehistórica, pero siempre haré lo que considere más beneficioso para mis hijos. Jamás tomaré una decisión pensando en mi bienestar si considero que no es bueno para ellos. Sigo recordando cuando yo estudiaba, y cuando iba al instituto, mis días mas provechosos eran martes y jueves q volvíamos por la tarde. Seré lo que seré, pero ayer voté lo que considero mejor para mis hijos. Mala madre? Puede que si, pero creo que la educación tiene problemas mucho más importantes que el horario. Y puede que no sea una madre ejemplar, pero al menos no voy descalificando a quien no opina como yo.



2 comentarios:

Roberto Campos Aliaga dijo...

hola,
no creo que seas una mala madre. Has decidido en función de las necesidades de tus hijos, sea buena o no la decisión tomada.
Saludos

Marian Bermúdez dijo...

Muchas gracias por tu comentario Roberto. Así es, he decidido lo que creo que es mejor para mís hijos. Puefe que no esté en lo cierto, pero es lo que considere mejor para ellos. Un saludo